Que partidazo del Cádiz. Soberbios 36 minutos. Control, movilidad de la pelota y de los jugadores, solidez defensiva, anulación total del juego del contrario, golazo antológico de Salvi, el mejor hasta ahora de primera y segunda…. Pero eso…

Justo hasta el minuto 36 en el que el Sr. colegiado dijo que basta y que ya estaba bien para el Cádiz. Y ahí se acabo todo. Lo demás ya lo saben.

Pero queda un mundo y hay que levantarse. Porque este equipo transmite buenas sensaciones. Y lo conseguiremos.